Ir al contenido

Ministerio de Economía y Finanzas

Seguinos en

  • Twitter
  • Rss
  • Youtube

Traductor

La economía se aceleró en 2016 y desacopló de vecinos

Fuente: El País. Uruguay llegó a 14 años seguidos de crecimiento, y prevén siga en 2017. (24-03-2017)

La economía uruguaya alcanzó en 2016 su 14° año consecutivo de crecimiento, uno de los períodos más prolongados de la historia. Además, dejó atrás la desaceleración de los dos años previos (en 2015 se expandió solo 0,4%) al crecer 1,5%, según informó ayer el Banco Central (BCU).

Para 2017, los analistas consultados por El País prevén revisar al alza sus estimaciones de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB). Aunque, señalaron que esto no significa que el gobierno tenga margen para ampliar el gasto en la Rendición de Cuentas.

A su vez, la economía uruguaya se desacopló de una región que tuvo un muy mal desempeño en 2016, con el PIB de Argentina cayendo 2,3% y el de Brasil bajando 3,6%. En América del Sur, Perú, Paraguay, Bolivia, Colombia y Chile se expandieron más. La consultora CPA Ferrere señaló que en los últimos tres años Uruguay creció en promedio 1,7%, mientras que Argentina y Brasil se contrajeron -0,8% y -2,3%.

Previo a conocer el dato, el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori dijo que "Uruguay se sobrepuso a ese impacto (...), mantuvo el crecimiento, nunca estuvo estancado y ahora esperamos empezar lentamente a recuperar niveles de crecimiento mayores que los que hemos tenido en los últimos dos años".

Por un efecto de arrastre estadístico, si la economía se mantuviera constante este año, se aseguró un piso de expansión de 1,5% según cálculos de El País.

La consultora Oikos revisará su proyección de expansión en 2017 de 1,6% a cerca de 2%. Por su parte, Aldo Lema dijo que "el crecimiento se perfila hacia cerca de 3% en 2017, casi un punto porcentual por encima de nuestra ya optimista proyección original (1,5%-2,5%)". Asimismo, la economista del IEEM, Agustina Trapp proyectó una expansión de 2,5% y Deloitte también estima que el crecimiento del PIB estará entre 2% y 2,5%.

Dos mitades.

El dato de crecimiento en 2016 fue "bueno" y el del último trimestre (donde el PIB aumentó 1,5% desestacionalizado y 3,4% frente a igual período de 2015) fue "muy bueno", dijo el economista de CPA Ferrere, Santiago Rego y agregó: "marca que en el año hubo dos ritmos de crecimiento diferentes". Lema coincidió al señalar que "la economía tuvo una marcada aceleración durante la segunda mitad de 2016".

La directora del Área de Coyuntura del Instituto de Economía, Gabriela Mordecki analizó que "en el promedio del año solamente la construcción y el comercio muestran tasas negativas (de -3,9% y -1,6% respectivamente), pero a lo largo del año se ve que estos dos sectores se han ido recuperando, mostrando tasas positivas en los últimos trimestres. Sin embargo, ningún sector muestra tasas elevadas".

Por su parte, Moya indicó que "la Industria esta estancada en términos agregados (creció 0,4% en el año), pero en los desagregados existen varios sectores (textil, vestimenta, etc.) que arrastran problemas estructurales" y agregó que "el dinamismo de Transporte y comunicaciones no debe sorprender y ya es estructural". Este sector se expandió 6,5% y explicó 1,1 puntos del 1,5% de crecimiento del PIB en el año.

"Las cifras fueron buenas. Pero, hay una preocupación: 2017 va a ser un año de crecimiento mayor a 2016, aunque advertimos que para que esto se sostenga es importante que la competitividad mejore", dijo la economista de Deloitte, Florencia Carriquiry.

El informe del BCU, afirmó que "el incremento en el nivel de actividad en el año 2016 se explica por las tasas positivas en la mayoría de los sectores, destacándose por su incidencia los aumentos en Transporte, almacenamiento y comunicaciones, como resultado del crecimiento de las telecomunicaciones y de Suministro de electricidad, gas y agua (+15,6 y explicó 0,4 puntos porcentuales), debido a la mayor proporción de energía eléctrica generada a partir de fuentes renovables. Este aumento fue parcialmente contrarrestado por las caídas en Construcción, tanto de edificios como de otras construcciones y en Comercio, reparaciones, restaurantes y hoteles, explicado por el descenso en la actividad comercial".

Del lado de la demanda, crecieron el consumo y la inversión (ver aparte), mientras que las exportaciones de bienes y servicios cayeron 1,4% pero las importaciones de bienes y servicios cayeron 2,9%, lo que "determinó que el volumen del saldo comercial con el exterior resultara menos negativo que el del año anterior", dijo el BCU.

Cuarto trimestre.

En términos desestacionalizados, la expansión del PIB en el último trimestre fue la mayor desde abril-junio de 2014. Esto "tuvo que ver con una reactivación de la demanda interna. Favorecido por dólar más bajo de lo que se preveía a comienzos de año", indicó Carriquiry. Se destacó la recuperación de la Construcción y del Comercio (ver gráfico).

Analistas: no hay margen para más gasto
El dato del PIB "no debería leerse como un mayor espacio para el gasto. El déficit fiscal será mayor al previsto en la Rendición de Cuentas este año" (el gobierno lo estimó en 3,3% del PIB) por lo que los "esfuerzos tienen que seguir", resumió la economista de Deloitte, Florencia Carriquiry.

"No hay espacio para gastos incrementales. El déficit va a seguir en un nivel todavía elevado", coincidió el economista de CPA Ferrere, Santiago Rego.

Para el socio de Vixion, Aldo Lema "no es descartable que esto lleve a algunos sectores a reclamar una mayor expansión fiscal, aunque no hay espacio para ello. El alto déficit de 2016 (de 3,9% del PIB) es aún más preocupante en el contexto de reaceleración de la actividad. Y además debería primar la prudencia, ya sea para que la política fiscal sea contracíclica en 2017 y le dé espacios a la monetaria-cambiaria, o por las dudas existentes respecto a la sostenibilidad del crecimiento más allá de este año".

En esa línea, la economista del IEEM, Agustina Trapp dijo que "aunque aumente la recaudación no hay margen para aumentar el gasto público. Además, debemos ser cautelosos con respecto al desarrollo de los próximos trimestres del año, una vez pasado el efecto de la gran temporada turística".

La directora del Área de Coyuntura del Instituto de Economía, Gabriela Mordecki dijo que "este dato genera un pequeño espacio fiscal en relación con lo planteado anteriormente, pero nada que cambie las bases de las principales asignaciones".

Ayer, el ministro de Economía Danilo Astori dijo en el programa En Perspectiva de radio Oriental que si bien "todavía no ha llegado a un nivel que podamos señalar que se nos fue de las manos el déficit fiscal", sí "hay que poner el acento en el cuidado de esto que es una verdadera ancla de la política económica". El ministro reafirmó: "lo que no puede pasar es que se nos vaya de las manos".

Sobre destinar más dinero a la educación, Astori dijo que "son objetivos programáticos que deben ser atendidos, y una parte fundamental de nuestro trabajo es hacerlos compatibles con la situación fiscal, a la que hay que prestar mucha atención. Eso nos tiene que llevar a ser extremadamente cuidadosos en la asignación de recursos que vamos a presentar" en la Rendición.

Fuente: Diario El País, 24/03/2017