Ir al contenido

Ministerio de Economía y Finanzas

Seguinos en

  • Twitter
  • Rss
  • Youtube

Traductor

Astori: "La descentralización es una cuestión de Estado"

Prestamo BID

El ministro de Economía Danilo Astori y el representante del Banco Interamericano de Desarrollo en Uruguay, Morgan Doyle, firmaron el contrato de préstamo del programa PDGS II/OPP, destinado a fortalecer la gestión fiscal y la inversión en infraestructura de los gobiernos departamentales. (6-07-2017)

El préstamo asciende a US$75 millones, que se complementan con una contrapartida nacional de US$ 15 millones. Este contrato es el primero de una línea de crédito de US$300 millones aprobada por el BID a fines de 2016.

El programa PDGS, altamente valorado por los gobiernos departamentales, se viene ejecutando desde la OPP desde 2012, y este nuevo acuerdo permite su continuidad hasta elaño 2022.

En particular, este préstamo facilitará una mejor gestión de los ingresos de las intendencias, y permitirá implementar proyectos de inversión que contribuyan al desarrollo departamental en términos de servicios al ciudadano.

“La colaboración entre el BID y el gobierno de Uruguay en apoyo a los gobiernos departamentales es una de las experiencias más exitosas de la región”, sostuvo Morgan Doyle. Y añadió: “Llevamos más de tres décadas de apoyo ininterrumpido, construyendo sobre los resultados y lecciones de intervenciones previas, para continuar fortaleciendo la descentralización en Uruguay”.

El ministro de Economía Danilo Astori destacó el respaldo del BID a “temas y proyectos fundamentales para el desarrollo del país”, y valoró el apoyo del PDGS a la gestión fiscal de las intendencias como “un ancla fundamental del contenido de todas las políticas públicas para asegurar su éxito y continuidad”.

El ministro destacó la larga y rica historia de cooperación con el BID, y el apoyo que el Banco le da a temas que son fundamentales para la vida nacional.

"La descentralización es una cuestión de Estado", y esa orientación para el país “es una trayectoria que apoyamos todos con mucha convicción y a la vamos a seguir apoyando con una iniciativa como esta”.

En materia concreta el ministro subrayó el apoyo a “la gestión fiscal de los gobiernos subnacionales, tanto a segundo nivel como a tercer nivel, que es una suerte de ancla de contenido económico de todas las políticas públicas base fundamental del orden que deben tener esas políticas públicas para tener éxito y sobre todo sostenibilidad en el tiempo”, indicó.

“Este apoyo crediticio que estamos recibiendo refiere por una parte a la posibilidad de mejorar la gestión fiscal, que tiene dos componentes: los ingresos públicos y los gastos, que como parte de las políticas públicas se ponen en práctica. El tomar esto como un ancla de ordenamiento de toda la política departamental en su significado económico es absolutamente fundamental”, prosiguió.

“El otro es un tema sobre el que Uruguay ha venido ganando experiencia, porque hemos tenido aspectos positivos y también negativos: las inversiones”, dijo Astori.
“En materia de inversiones y sobre la base de eso que llamamos el ancla de las políticas públicas es fundamental tener un buen método de trayectoria de coordinación entre las políticas, de modo de compatibilizar la trayectoria fiscal de los gobiernos con la posibilidad de hacerlo de la mejor manera posible, eligiendo los destinos más importantes que los gobiernos a partir de las necesidades de las poblaciones y contando con los recursos necesarios como para que ese programa de inversiones no se transforme en una dificultad sino en una posibilidad”, consideró Astori.

Por su parte el intendente de Montevideo Daniel Martínez destacó al “altísimo impacto” que el PDGS tiene en los territorios, y dijo que el aporte del programa es fundamental en materia de mejora de gestión e inversiones para el desarrollo de los gobiernos departamentales.

El director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto Álvaro García rescató la continuidad institucional que representa la firma del PDGS II y se mostró convencido de que, sea cual fuere el partido de gobierno, “seguirá siendo una política de Estado”.

García, a su vez, enumeró obras emblemáticas tanto de la primera parte del programa como de la que ahora comienza. Y citó, por ejemplo, la construcción de los dos puentes colgantes sobre Paso de los Botes en Tacuarembó, la doble vía de acceso a la ciudad de Libertad (San José), los accesos a la ciudad de Artigas y la rambla de Piriápolis (Maldonado), así como las obras que se iniciarán a mediano plazo, caso del estadio cerrado de Florida y de la residencia universitaria en Tacuarembó.