Ir al contenido

Ministerio de Economía y Finanzas

Seguinos en

  • Twitter
  • Rss
  • Youtube

Traductor

Gobierno crea nueva moneda para viabilizar régimen jubilatorio

Fuente: El Observador. El Poder Ejecutivo envió al Parlamento un proyecto de ley por el que se crea una nueva unidad de cuenta que se denomina Unidad Previsional (UP). (30-08-2017)

Esta unidad de valor permitirá la emisión de títulos de deuda pública que podrán ser utilizadas por las aseguradoras para colocar los recursos que reciben de las AFAP cuando el trabajador se retira.

El régimen mixto de seguridad social establece que las personas realicen aportes al Banco de Previsión Social (BPS) y a una AFAP para luego cobrar pasividades de los dos prestadores.

Cuando una persona decide jubilarse la administradora vuelca los ahorros individuales más la rentabilidad generada a una empresa aseguradora, que luego es la encargada de pagar una renta vitalicia. Pero las aseguradoras tienen la dificultad de no tener instrumentos de inversión de largo plazo en el sistema financiero que varíen a la par del Índice Medio de Salarios Nominales (IMSN), por el que se ajustan las jubilaciones cada año.

Así enfrentan la incertidumbre de no poder calzar los ingresos generados por la inversión de las reservas con las obligaciones que se generan por las rentas previsionales, que tiene que pagar en el largo plazo.

Es el caso del Banco de Seguros del Estado (BSE), la única aseguradora que hoy realiza el pago de las pólizas previsionales en Uruguay, pero asumiendo pérdidas por el descalce de moneda.

De hecho, el segmento previsional del BSE agravó su rojo en el primer semestre de 2017 y cerró con pérdidas de US$ 50 millones, producto de que todavía no se introdujeron ajustes al régimen de cálculos para el pago de las jubilaciones del sistema de AFAP.

A julio de este año, el BSE estaba sirviendo 28.623 prestaciones del seguro colectivo de AFAP y rentas vitalicias (ya jubilados) a 13.624 personas, lo que arroja un total del régimen de 42.247.

El año pasado, en todo el ejercicio 2016, ese negocio le provocó un perjuicio de US$ 70 millones. De mantenerse la tendencia del primer tramo del año, el BSE terminará el 2017 con una pérdida en ese segmento de unos US$ 100 millones.

Las aseguradoras privadas dejaron el mercado hace unos 10 años por considerarlo de muy alto riesgo. El mecanismo de indexación también reviste importancia para las cajas paraestatales, en la medida que las jubilaciones y pensiones que pagan las mismas también deben ajustarse por el IMSN.

Según el Poder Ejecutivo, es "primordial" mitigar los desequilibrios de monedas y plazos en los balances de las empresas aseguradoras públicas y privadas, así como de las cajas paraestatales, reduciendo los riesgos económicos en su operativa. Al mismo tiempo, el gobierno pretende promover el desarrollo del mercado asegurador de rentas vitalicias que hoy se limita a un único oferente, el BSE.

Cómo funciona

El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) prevé realizar emisiones de títulos en UP destinados a las compañías aseguradoras u a otros agentes del mercado. También se considera que la nueva unidad posibilitará eventualmente a otros agentes de la economía emitir instrumentos de mercado denominados en la nueva moneda.

La UP estará indexada a la evolución de los salarios nominales y tendrá una valuación diaria. Su valor inicial será de $ 1. El instrumento hoy disponible de características más próximas es la Unidad Reajustable (UR) que se ajusta mensualmente y está atada al Índice Medio de Salarios (IMS).

"La valuación diaria de la nueva unidad de cuenta busca facilitar la formación eficiente de precios y la liquidez en el mercado que se busca desarrollar", dice el proyecto de ley enviado al Parlamento.

Agrega que la nueva unidad de cuenta "permitirá seguir profundizando el mercado de capitales local, ofreciendo opciones alternativas de financiamiento y ahorro en moneda nacional, contribuyendo así al proceso de desdolarización de la economía uruguaya".

Según supo El Observador, los títulos que se emitan serán como mínimo a un plazo de 10 años.

El proyecto deberá ahora ser estudiado y aprobado por el Parlamento. Una vez cumplida esa etapa el gobierno contará también con una nueva herramienta para financiarse en moneda local.

"Un avance"

En diálogo con El Observador, el presidente de la Asociación Uruguaya de Empresas Aseguradoras (Audea), Mauricio Castellanos, valoró la medida como un "avance" para tratar de resolver el problema que enfrenta el sistema de rentas previsionales.

"Está claro que esto es una mejora. Ahora decir si es suficiente o no para que entren otros operadores que estén en Uruguay o el exterior no lo sabemos. (...) El sistema previsional tiene una complejidad enorme", dijo.

"Lo que se intenta hacer parece un paso adelante, pero después habrá que ver si va a haber títulos disponibles en esta unidad. El gobierno muestra voluntad de que existan esos títulos, pero estamos hablando de cientos de millones de dólares al año. Tampoco sabemos si solo va a participar el Estado, si habrá otros operadores que van a emitir o si se va a genera un mercado profundo. Son cosas muy complejas que todavía no sabemos", añadió Castellanos.


Otros cambios en el cálculo de las jubilaciones

Otro de los puntos que tiene que resolver el Banco Central (BCU) es un aumento en las tablas de mortalidad, ya que no se ajustan desde 1996 y hoy la esperanza de vida se elevó en algo más de dos años. Y también se debe definir qué acontece con la tasa de interés técnico y la renta mínima.

Cuando un trabajador que aportó a una AFAP se jubila, el saldo acumulado se envía a la aseguradora que luego paga la jubilación por el tramo de AFAP. Para calcular la renta inicial se considera el dinero en cuenta, la expectativa de vida de acuerdo a las tablas de mortalidad por sexo y la tasa de interés anual que ofrezca la empresa aseguradora, que no puede ser inferior a la tasa mínima en UR que fija el BCU (hoy 1,5%).

Una de las modificaciones centrales que se propone introducir el BCU es que la tabla de renta inicial mínima –parámetro que sirve de base para determinar el monto a cobrar mensualmente por lo acumulado en la AFAP a lo largo de la vida laboral– deje de ser fijado por el regulador y pase a ser una referencia a partir de la cual cada aseguradora podrá incluir un margen bruto. De esa manera, cada aseguradora podrá fijar la renta inicial libremente. Además, se plantea incorporar una tasa de interés atada al rendimiento financiero de títulos de deuda u otros indexados a la nueva unidad que se actualizará de forma periódica.

Claves

Moneda. La Unidad Previsional (UP) estará indexada a la evolución de los salarios nominales por la cual se ajustan las jubilaciones y tendrá valuación diaria.


Problema. Se busca solucionar el descalce de moneda que le genera a las compañías aseguradoras (hoy solo el BSE participa del mercado) el pago de las rentas vitalicias. Hoy no existen instrumentos financieros en los cuales invertir los recursos que se reciben de las AFAP, tomando en cuenta plazos y monedas de sus obligaciones futuras.


Mercado. El gobierno también busca desarrollar otro mercado para poder financiarse en moneda nacional.