Ir al contenido

Ministerio de Economía y Finanzas

Seguinos en

  • Twitter
  • Rss
  • Youtube

Traductor

Con buenas perspectivas de futuro, Uruguay debe avanzar en acuerdos comerciales

Club Uruguayo Británico

El ministro de Economía Danilo Astori brindó la conferencia “La economía uruguaya hoy: diferenciación, solidez financiera y nuevos desafíos”, convocado por el Club Uruguayo Británico. (8-03-2018)

El ministro Astori desarrolló su disertación en base a cuatro ejes que caracterizan la economía uruguaya: el desempeño macroeconómico robusto y sólidas bases institucionales; el crecimiento diferencial en la región; el amplio nivel de reservas del gobierno y estructura de deuda con  mejor perfil de riesgos; y, por ultimo, el ambicioso plan de infraestructura para apuntalar el crecimiento.

En cuanto a la situación del país en términos generales, el ministro destacó “los factores materiales, que tienen que ver con la producción y el crecimiento, pero también algunos inmateriales que tienen una enorme influencia en lo material y por lo tanto en las perspectivas de futuro”. 

Astori indicó que “estamos hablando de un desempeño económico robusto como el que ha tenido Uruguay últimamente, con sólidas bases institucionales, el crecimiento diferencial en la región, que hace que Uruguay desacoplado de un vecindario muy complicado haya podido mantener cierto rumbo fundamental que es el que hace que pronostiquemos buenas perspectivas de futuro, un amplio nivel de reservas del gobierno y una estructura de deuda con un mejor perfil de riesgo que en el pasado, lo cual refiere a la solidez financiera, que es un fundamento importante para encarar el tema fiscal”. 

Por último un plan de inversiones en infraestructura que va directamente a atacar la inversión, como una variable económica que ha tenido un comportamiento relativamente deprimido en los tiempos más recientes y cuales hay que enfrentar para revertirlos. 

“En primer lugar, en materia de desempeño macroeconómico robusto y sólidas bases institucionales, no podemos dejar de mencionar que Uruguay viene de desarrollar un período de 14 años de crecimiento consecutivo. Nunca había ocurrido esto en la historia del país”, mencionó el ministro.

“14 años de crecimiento ininterrumpido no se pueden ubicar en otro momento de nuestra historia, al menos desde que tenemos documentación para analizar la evolución de la economía. Alcanzando como en el período 2005-2014 un promedio de crecimiento de casi 5 por ciento, 4,6 %. 

Según nuestras previsiones el año 2017 va a cerrar con un 3 por ciento de crecimiento, lo cual no es una mala cifra dada la situación regional y de los vecinos. Y para 2019 también tenemos una previsión que no es inferior a 3 por ciento de crecimiento”, sentenció. 

“Este crecimiento ha sido relativamente alto en comparación con la región. Porque es una parte importante en el desacople y diferenciación de Uruguay. Lo cual en un mundo no solo globalizado sino financieramente cada vez más interconectado es muy importante tener una identidad propia y distinta. Sobre todo cuando se forma parte de una región con problemas. Y sobre todo cuando somos los vecinos de dos grandes economías, como la brasileña y la argentina, que han tenido severos problemas económicos, que ojalá superen lo antes posible y que de alguna manera contagian o contaminan la posibilidad de que Uruguay también tenga problemas desde este punto de vista”, dijo.  

“Diferenciarse, es muy importante, no solo en materia de crecimiento, también en materia de algunos factores intangibles. Uruguay es el país de toda la región latinoamericana con más alto ingreso por habitante de su PBI, unos 17.252 dólares por habitante”, expresó el ministro.

Por otra parte “hay una notoria mejora de las cuentas externas. Uruguay ha logrado lo que hacía muchísimo tiempo no conseguía, ha alcanzado un superávit en la balanza de pagos, un instrumento contable que resume todas las relaciones de un país con el exterior. 

Tener superávit es un dato económico de la máxima importancia. Y no podemos discutir los temas de la macroeconomía uruguaya sin tener en cuenta este dato absolutamente fundamental. Y debe ser una pieza infaltable en el razonamiento sobre las perspectivas de futuro de Uruguay”, expresó Astori.

El principal rubro de exportaciones en Uruguay turismo receptivo. Ha generado ingresos por 2.300 millones de dólares. “No hay un solo bien exportable en Uruguay ni un solo servicio que alcance esta cifra”.

“Esto tiene que ver con una holgada posición de liquidez internacional que resulta fundamental para un país que está luchando contra un desequilibro fiscal. Porque una cosa es luchar contra esto sin liquidez y otra es desarrollar esta lucha con la serenidad que siempre da el tener una posición financiera holgada. 

Esas reservas internacionales representan la cuarta parte del producto. El 25 por ciento de PBI”, destacó.  

“Nos falta una parte muy importante que es la de lograr acuerdos comerciales con ventajas arancelarias para el país. Uruguay no ha progresado prácticamente nada desde ese punto de vista y es un gran tema pendiente del país”, señaló el secretario de Economía.  

Y añadió: “Una cosa es tener mercados y otra es ingresar a esos mercados con ventajas arancelarias y comerciales. Hemos progresado muy poco y al mismo tiempo nuestros competidores sí lo han hecho”. “Y puedo citar el caso de Australia y Nueva Zelanda, que son dos de nuestro competidores más importantes y que están ingresando con el 96 por ciento de su producción exportable a mercados en los que han conseguido ventajas arancelarias”. 

“Uruguay lo hace con 31 por ciento de sus exportaciones. Y es un desafío pendiente que debe resolver”, dijo Astori.

Por último, el ministro se refirió a la inversión como parte del motor del crecimiento.  “El gobierno está reforzando los estímulos a la inversión, mejorando el régimen de aplicación de la ley de inversiones para darle más incentivos al inversor y ayudarle a que tenga una rentabilidad razonable”.

Astori destacó que “los regímenes son iguales para residentes y no residentes, con las mismas posibilidades, facilidades y estímulos tanto al inversor nacional como al del exterior”.

“También tratamos de reforzar la inversión con este plan de infraestructura que el país se ha trazado, sobre todo para atacar los principales factores que componen la infraestructura, la capacidad física del país, que muestra deficiencias muy importantes que hay que superar.

Estoy hablando de energía, que es quizás la que tiene una velocidad más grande en cuanto a su cambio, infraestructura vial, de infraestructura social, de la vivienda, las telecomunicaciones, el agua y el saneamiento, los puertos, las vías férreas y en ese marco Uruguay también está negociando con inversores del exterior la instalación de una tercera planta de celulosa, que de concretarse sería la inversión más grande de la historia del país.

Estimada inicialmente en unos 5 mil millones de dólares, con un aporte de la firma UPM de 4 mil millones, y un aporte de Uruguay de mil millones. Y que convertiría al Uruguay en el quinto exportador de celulosa del mundo”, dijo el ministro.  

“Estamos esperando, en función de los elementos de juicio que hemos acumulado, impacto de más de 2 puntos de crecimiento del producto, un incremento de las exportaciones del orden de unos mil millones de dólares, un aumento de recaudación de unos 120 millones de dólares anuales, la generación de unos 8 mil puestos de trabajo, directos e indirectos, y finalmente la dinamización de una región muy deprimida de Uruguay, donde está el posible lugar de instalación de la planta, en el centro del país, con escasa actividad, empleo e inversiones, que recibiría el impacto de toda una cadena productiva”, finalizó Astori.

 Presentación del ministro de Economía y Finanzas Danilo Astori
“La economía uruguaya hoy: diferenciación, solidez financiera y nuevos desafíos”

 

 

Compartir en