Ir al contenido

Ministerio de Economía y Finanzas

Seguinos en

  • Twitter
  • Rss
  • Youtube

Traductor

El gobierno presentó la Estrategia Nacional contra el Lavado de Activos para los próximos dos años

“La generación de condiciones para atraer inversiones productivas, que generen proyectos productivos de bienes y servicios que redunden en ofertas de trabajo bien remunerado y de calidad para los uruguayos solo puede estar fundamentado en un esquema de transparencia”, indicó el subsecretario de Economía Pablo Ferreri. (14-06-2018)

El gobierno presentó la Estrategia Nacional para lucha contra Lavado de Activos, Financiamiento del Terrorismo y Proliferación de Armas de Destrucción Masiva en una actividad en la que participaron el prosecretario de Presidencia Juan Andrés Roballo, el secretario para la Lucha contra el Lavado de Activos y el Financiamiento del Terrorismo, Daniel Espinosa, y el subsecretario de Economía y Finanzas Pablo Ferreri.

En su alocución Ferreri indicó que contar con una estrategia nacional contra el combate al lavado de activos y al financiamiento del terrorismo “es algo que como país es absolutamente relevante”. 

“Porque detrás de la elaboración de esta estrategia hay dos disparadores fundamentales. El primero es el convencimiento, como gobierno, como país, de que una apuesta hacia la transparencia, es algo que nos define como nación”, indicó. 

“No queremos vivir en un país que navegue por la opacidad. La opacidad solo puede generar malos incentivos. Y estamos convencidos de eso. Por lo tanto, por una cuestión de principios, para nosotros es absolutamente relevante. 

En segundo lugar, es fundamental también desde un aspecto pragmático. Porque vivimos en un mundo diferente al que teníamos hace una o dos décadas. Uruguay fue una plaza financiera, ubicada en un determinado contexto histórico y eso fue muy bien aprovechado. 

El contexto histórico actual es absolutamente diferente. Hoy día paga la transparencia. Y este es un aspecto fundamental desde una óptica de inserción internacional”, expresó.  

“Pensemos por un minuto, como un país pequeño, necesariamente abierto al mundo, que tiene que colocar su producción de bienes y servicios a escala global porque su mercado es pequeño, pero que además tiene que captar inversiones a escala global porque su capacidad de inversión nacional es limitada. Cómo podría hacer eso si fuera definido en este mundo actual como un país no cooperante en la lucha contra el lavado de activos o si fuera definido como un paraíso fiscal. Ese país no solo no es el que queremos sino que tampoco es el país que colabora para genera oportunidades para los uruguayos”, subrayó el subsecretario.

“La generación de condiciones para atraer inversiones productivas, que generen proyectos productivos de bienes y servicios que redunden en ofertas de trabajo bien remunerado y de calidad para los uruguayos solo puede hoy estar fundamentado en un esquema de transparencia. 

Y esto por lo tanto, por cuestiones de principios que están antes que nada tiene una fundamentación económica en un esquema de inserción internacional que genere oportunidades genuinas para los uruguayos avanzar en estos temas es absolutamente fundamental”. 

“Y por eso estamos abocados a ello como país y tiene que ver y mucho con la Secretaría Antilavado, pero también con la Junta de Transparencia, con la Dirección General Impositiva, con la Dirección de Aduanas, con el Banco Central, y con tantos otros organismos que tienen que colaborar en una estrategia de país. 

Por eso presentar una estrategia para los próximos tiempos nos pone muy contentos, porque estamos avanzando en el camino correcto. Basta recordar la imagen de Uruguay en estos temas hace no más de una década, y cuál es la imagen que tiene nuestro país a nivel internacional. 

Haber alcanzado estándares altos, tener una reputación impecable a nivel internacional, no es algo que se conquiste y que queda para siempre. Son procesos dinámicos, porque los tiempos van cambiando. Y el esfuerzo es permanente. Por eso estamos frente a una estrategia para un determinado tiempo. Luego habrá que evaluar los resultados, evaluar los nuevos riesgos y volver a generar una estrategia que deberá responder a otro tiempo. En esta línea vamos a seguir trabajando”. 

“Las capacidades que Uruguay con mucho esfuerzo ha construido hace que estemos mucho mejor preparados para avanzar en estos temas”, siguió diciendo.

“Uruguay está avanzando no solo en la redefinición del delito fiscal, y en ponerlo como un delito precedente del lavado de activos, también está avanzando en un registro de beneficiario final, ha ido abriendo aspectos de algo que parecía cerrado a cal y canto como es el secreto bancario y vamos a seguir avanzando, porque estamos convencidos de que es lo correcto y de que es lo que le sirve al país”, expresó Ferreri.

 

Compartir en