Ir al contenido

Ministerio de Economía y Finanzas

Seguinos en

  • Twitter
  • Rss
  • Youtube

Traductor

Ferreri: Estímulos al crecimiento en el camino del desarrollo

Somos Uruguay

Durante una conferencia en Somos Uruguay, el subsecretario de Economía Pablo Ferreri repasó las líneas estratégicas del gobierno y la batería de acciones y estímulos que se vienen implementado con el objetivo de seguir en el camino del desarrollo inclusivo, con mayores niveles de equidad y cohesión social. (4-12-2018)

Durante su disertación, el viceministro de Economía Pablo Ferreri destacó que “crecimiento económico, equidad y cohesión social, más y mejor ejercicio de derechos vinculado a un camino medioambientalmente sustentable tienen que ver con la concepción amplia del desarrollo” que viene llevando adelante el gobierno.  

“Uruguay en esta línea ha avanzado construyendo fortalezas institucionales con orden macroeconómico y fiscal, y mejorando la calidad de vida de la gente”, señaló.

A su vez, Ferreri destacó que “el crecimiento es concebido como base fundamental para generar mayores niveles de desarrollo. Las sociedades más equitativas, con mayores niveles de cohesión social son las que permiten un crecimiento duradero y sostenido a lo largo del tiempo, sin el cual la equidad se vuelve no sustentable”.

“El período de crecimiento actual es el período más largo y potente de crecimiento de la historia económica contemporánea del Uruguay.”

Un rasgo distintivo está vinculado a los niveles de inversión. En la segunda mitad del siglo XX el promedio de crecimiento histórico de la inversión se ubicaba entre 13 y 14 puntos del PIB, y en los últimos años el promedio estuvo algo por encima del 20 por ciento, en tanto que la inversión extranjera directa pasó del 1 al 5 por ciento del PIB.

“Mantener altos niveles de inversión productiva, tanto de bienes como de servicios, se vuelve fundamental para mantener el crecimiento en el mediano y largo plazo”, aseveró Ferreri.

“Para poder mantener ese ciclo es necesario realizar correcciones, y perpetuar ese ciclo virtuoso de la economía uruguaya. Y es por eso que hay que atender los problemas que se presentan: la caída del empleo es uno de los puntos principales de preocupación y ocupación del gobierno.” 

Los incentivos a la inversión productiva que generen empleo se vuelven uno de los desafíos macroeconómicos más relevantes que tiene la economía uruguaya, junto al desafío fiscal. 

Y los desafíos macro requieren a veces respuestas micro, un conjunto de ellas que van a colaborar con resolver o mitigar los problemas que vemos a nivel macro. 

“Por eso hemos realizado una serie de iniciativas que tienden a colaborar con la generación de empleo, potenciar y atraer inversiones, que redunden en la creación de puestos de trabajo para los uruguayos. 

“Entre ellas están la presentación del decreto reglamentario de la COMAP, que justamente atiende a resolver el tema del empleo, aumentando la ponderación en el puntaje a proyectos que promueven la creación de empleos, se aumentan los beneficios a las nuevas empresas y también con estímulos específicos para pequeñas, medianas y micro empresas, el sector donde la inversión es más baja.“

Además se promueven las actividades de construcción para la venta o arrendamiento de inmuebles con destino a oficinas o vivienda, correspondientes a proyectos de gran dimensión económica.

En febrero de 2018 se prorrogó por un año el plazo para presentar nuevos proyectos al amparo de este beneficio y se redujeron el monto mínimo de inversión y el porcentaje de áreas comunes requeridos.

Entre otras medidas, Ferreri destacó las que promovieron el apoyo al sector agropecuario, entre ellas, la devolución del IVA gasoil, la reducción de la Contribución Inmobiliaria Rural, el estímulo a la contratación de seguros climáticos, la habilitación de certificados de crédito para empresas públicas, la reducción costo de energía eléctrica, el fomento a la producción nacional de maquinaria agrícola y la eliminación temporaria del IVA a la carne de ave y de cerdo con hueso.

En cuanto al turismo, el subsecretario resaltó la rebaja de los 22 puntos de iva para los visitantes extranjeros que pagan con medios electrónicos.

Se generó una ley de empleo que genera estímulos específicos a la creación de nuevas fuentes de trabajo. Y es por eso que para aquellos nuevos puestos de trabajo por los primeros 18 meses se estará subsidiando el 25 por ciento del salario de los trabajadores.

Aquí hay un fondo de varios millones de dólares que pretende subsidiar la generación de nuevo empleo.

Junto con ello se generaron modificaciones a la ley de empleo juvenil, una gran herramienta pero con algunas restricciones para algunos sectores a la hora de contratar jóvenes en sus primeras experiencias laborales.

En cuanto a la irrupción de las nuevas tecnologías, no estamos en una época de cambios sino frente a un cambio de época. Estamos frente a una revolución industrial y tecnológica que por su intensidad y velocidad y alcance global es la más potente de la historia.

A diferencia de las otras, quizás esta sea la primera en la que ser un país pequeño puede constituir una gran ventaja. Pero eso solo ocurrirá si nos preparamos adecuadamente.

Es por eso que nos tenemos que plantear un país cien por ciento digital, tenemos que innovar y acelerar los cambios para aprovechar las ventanas de oportunidad que se generan. Mis abuelos hablaban de la Suiza de América, yo quiero ser la Estonia de América. Estonia es uno de los países del mundo que ha liderado la revolución tecnológica y se ha generado oportunidades de trabajo increíbles para gente que antes no las tenía. Yo quiero eso para Uruguay.

Es por eso que se ha hecho una enorme apuesta para que ello ocurra y es por eso que Uruguay es el primer país de América Latina en cuanto a gobierno electrónico, es el primero en la región en desarrollo digital. Uruguay entró en el D7, el club de los siete más desarrollados tecnológicamente.

Adelantó que en diciembre se presentarán instrumentos para impulsar la investigación y el desarrollo en la economía y la producción, iniciativas que se trabajaron en la órbita del Sistema de Transformación Productiva y Competitividad.

La ley de fomento de emprendimientos, que está en la órbita parlamentaria, instalará, una vez aprobada, las sociedades anónimas simplificadas. También regulará las plataformas de financiamiento colectivo y habilitará el marco legal para que el respaldo a proyectos innovadores sea deducible del IRAE. Otra normativa a estudio de los legisladores es la exoneración de tributos a las exportaciones menores a 2.000 dólares de micro y pequeñas empresas, en acuerdo con los despachantes de aduanas.

Por otra parte, mencionó que se anunciará un régimen promocional para el sector audiovisual que impulsará las producciones nacionales y facilitará la captación de inversiones extranjeras. Asimismo, recordó el Programa Proexport de Uruguay XXI, la facturación electrónica y el régimen simplificado del impuesto al patrimonio para pequeñas empresas.

El subsecretario remarcó que el país transita el período de crecimiento más largo de su historia, lo que a su juicio se explica, en parte, por el incremento de la inversión: entre 1985 y 2006 se ubicó en 15 puntos porcentuales del producto bruto interno (PBI), mientras que en la década 2007-2017 llegó a 20 puntos. Por otro lado, la inversión extranjera directa pasó del 1 % a 5 % del PBI en los últimos años.

Ferreri concluyó que “mantener altos niveles de inversión productiva, tanto de bienes como de servicios, se vuelve fundamental para potenciar el crecimiento en el mediano y largo plazo”, base para las políticas públicas de distribución social. Tras una disminución en la tasa de empleo, originar incentivos a la inversión productiva que genere trabajo es uno de los desafíos macroeconómicos más relevantes de la economía uruguaya, subrayó.

Presentación del subsecretario Pablo Ferreri

Audio

 

Compartir en